Blogia
Políticamente... conservador

UN LIBRO EN TIEMPO RECORD: La tregua de ETA: mentiras, tópicos, esperanzas y propuestas

En una obra colectiva, nueve especialistas responden a la gran pregunta de la actualidad: ¿qué persigue la banda con su "alto el fuego"? ¿La paz, o es sólo un nuevo instrumento secesionista?

21 de mayo de 2006.  Grafite Ediciones ha conseguido un incuestionable éxito: lanzar al mercado editorial un volumen de 340 páginas que estudia la denominada tregua de ETA desde diversas perspectivas y disciplinas: la Historia, la Ética, la Doctrina Social de la Iglesia, la Victimología, el análisis político, etc. Y todo ello, en los escasos dos meses transcurridos desde la declaración de "alto el fuego permanente" por parte de la banda terrorista.

Opiniones cualificadas

Estamos, pues, ante un estudio pionero de lo que ha de ser, en los próximos meses, un intenso debate en la sociedad española.

Un equipo de historiadores y periodistas, dirigidos por el profesor navarro José Luis Orella Martínez, han reflexionado conjuntamente con el objetivo de proporcionar luces que iluminen un debate de alcance nacional pero que, no obstante, parece exclusivo de políticos e iniciados. Y han alcanzado un doble mérito: proporcionar un amplio material pluridisciplinar que orbita en torno a la naturaleza del nacionalismo radical y del terrorismo de ETA; y hacerlo con una notable unidad de criterio interna.

Los coautores son nueve reconocidos expertos en los ámbitos desde los que investigan la cuestión: José Basaburua (especialista en análisis político de la actividad terrorista), Antonio Beristain (fundador del Instituto Vasco de Criminología y de la Sociedad Internacional de Victimología), José Ignacio Echaniz (redactor de la revista Arbil), Rafael Ibáñez Hernández (historiador), Jesús Laínz (colaborador de Elsemanaldigital.com), Jaime Larrínaga (ex párroco de Maruri, presidente de Foro El Salvador), Manuel Morillo (del Foro Arbil), Fernando José Vaquero Oroquieta (presidente de la Fundación Leyre), bajo la dirección del mencionado José Luis Orella, profesor de Historia.

Se recogen, en sus anexos, además, las opiniones cualificadas de hasta 13 personalidades relevantes del panorama mediático actual y algunas entidades directamente implicadas en la denuncia del terrorismo. Se incorporan, también, a su amplio anexo, diversos documentos cocidos al calor de la Iglesia católica y cuyo juicio del terrorismo es unívoco e incuestionable; más una amplia bibliografía y varias decenas de direcciones electrónicas relacionadas con la cuestión. Un esfuerzo notable, en cualquier caso.

Más allá del momento presente

No obstante, no se trata de un libro meramente coyuntural: al margen de la oportunidad de su elaboración, las cuestiones aquí tratadas permanecerán vigentes; incluso si el panorama político cambiara abruptamente. Y no podía ser menos: las raíces medievales de las Vasconias; los tópicos del nacionalismo vasco; la historia de los vascos perseguidos durante estas últimas décadas; las actuaciones de la Iglesia católica; las relaciones entre terrorismo nihilismo y totalitarismo; las aportaciones de la Victimología… Perspectivas y análisis, en suma, que seguirán en primera fila de la actualidad por muchos años, tememos.

Pero, aunque se trate más de una obra de contexto y de fondo, no eluden la cuestión que invoca su título y portada; de ahí que se dedique un espacio relevante a la naturaleza de la tregua; la textura de la conciencia ética de la necesaria resistencia a este totalitarismo; los posibles nuevos escenarios políticos; la situación de Navarra. Etc.

¿Qué nos espera con ETA?

Un libro polémico que ha sabido sumar a la actualidad de algunos estudios ya publicados con anterioridad, el rigor de otros inéditos y expresamente elaborados para la ocasión.

La conclusión a la que se llega, acaso, con su lectura es algo preocupante: ETA no ha cambiado. Sus pretensiones siguen siendo las mismas de siempre. E, incluso, está logrando liderar al conjunto del nacionalismo vasco en una vía secesionista acelerada y fatalmente decidida. Así, "su" paz no sería sino un frente más de su línea de combate. Pero, si el Estado abandona los instrumentos que más evidentes éxitos le proporcionó en su lucha contra el terrorismo, es decir, el Pacto por las libertades y contra el terrorismo y la Ley de Partidos, ¿sobre qué bases afrontará el reto al que se enfrenta? ¿Nos encontramos, acaso, a un paso de un salto colectivo al vacío?

Todas las respuestas las dará el tiempo, pero cada uno de nosotros vamos a ser actores de ese tiempo, y por tanto nos hace falta información. Este volumen abunda en ella.

El Semanal Digital, 21 de mayo de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres