Blogia
Políticamente... conservador

Fernández Díaz reprocha a Gallardón su intento de “parecer progre”

El secretario general del Grupo Popular en el Congreso, Jorge Fernández Díaz, volvió a criticar ayer al alcalde de Madrid por haber oficiado en la víspera un matrimonio homosexual. Fernández Díez reprocha a Ruiz Gallardón su deslealtad, y afirma que, tras este gesto, el PSOE está “frotándose las manos”

El Partido Popular continúa inmerso en una polémica tras la boda entre dos homosexuales oficiada el sábado por el alcalde de Madrid. Como ya hizo el viernes, el secretario general del Grupo Popular en el Congreso, Jorge Fernández Díaz, argumentó en términos de lealtad al partido, a lo que añadió, en líneas el discurso del secretario popular de Comunicación, Gabriel Elorriaga, un reproche a Gallardón por el daño inflingido a la imagen del PP. En otras palabras: desde el PP, apenas se ha querido entrar, hasta ahora, en el fondo del asunto: ¿Se puede llamar matrimonio a la unión entre dos personas del mismo sexo? ¿Es el matrimonio una institución natural, o una creación del Estado?

"Al margen de las creencias de cada uno –dijo Fernández Díaz-, cuando uno milita en un partido, y más cuando milita en puestos de responsabilidad, ha de ser especialmente leal con las decisiones que legítimamente adopta su partido, y nuestro partido es público y notorio se ha manifestado muy claramente: votamos en contra de esa Ley en el Congreso y en el Senado y, además, la tenemos recurrida ante el Tribunal Constitucional".

Díaz recuerda también al alcalde de Madrid que la ley no le obliga a oficiar personalmente una boda homosexual, y "mucho menos con esa trompetería y parafernalia". Eso no significa que el Ayuntamiento de Madrid deba negarse a casar a homosexuales. “Es evidente que las leyes, independientemente de que estés de acuerdo o no con ellas, se tienen que acatar. ¡Faltaría más! Pero la ley no obliga a que el alcalde de Madrid oficie una boda”, dice Fernández a Europa Press. Lo que hizo Ruiz Gallardón, por tanto, “es un acto de muy de clara deslealtad política". Lo correcto hubiera sido conciliar "el cumplimiento de la ley con la solidaridad y lealtad con las decisiones del PP, y haber actuado en este tema como mínimo con discreción y con prudencia".

La explicación a la actitud del alcalde es muy simple, a juicio del secretario del Grupo Popular en el Congreso: "A algunos lo que les interesa es hacer mucha trompetería para parecer muy progres", mientras que "los que defendemos posiciones de lealtad, solidaridad y de sentido común parecemos carcas".

El mayor beneficiario de toda esta polémica es el PSOE, en el que hoy “están frotándose las manos". En concreto,"López Garrido y Zerolo están encantados con lo que ha hecho Gallardón, quien ha creado un problema donde no existe trasladando una imagen de división del partido absolutamente artificial".

Análisis Digital, 31 de julio de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres