Blogia
Políticamente... conservador

De lo que pasa en España

Los partidarios del “no a la guerra” han desatado una cruda guerra cultural en España. EEUU nos demuestra que, si se acude a la batalla, la cultura de la muerte no es invencible. ¿Qué cree Ud. que pasa en España? La mayoría son malos jueces acerca de las cosas propias, así que traigamos la respuesta de los lejanos estadounidenses. “Nosotros pensamos que nuestra política está polarizada. Comparado con España, el discurso político norteamericano es un gentil y dulce diálogo”. Así escribía el conservador Richard Neuhaus en First Things, refiriéndose a la tensión entre la vida religiosa y política que había detectado durante un viaje a Madrid a finales de 2005. A principios de marzo de 2006, el Washington Post repetía el mismo diagnóstico del problema español: “La batalla entre la Iglesia y el gobierno de Zapatero se ha extendido desde el parlamento a las calles (...) creando en España uno de los cismas socio-políticos más profundos” desde 1978. ¿Qué pasa, pues, en España? Que se libra una guerra cultural. ¿Quién ha desatado tal guerra? Los del “no a la guerra”. ¿Quiénes contienden? Los cristianos y los secularistas. ¿Bajo qué banderas? La libertad y el laicismo. ¿Qué defienden? La cultura de la vida y la cultura de la muerte. ¿Qué es la cultura de la muerte? El odio a la persona, la vida, la familia y a su libertad. ¿Han atacado a la persona? Sí, proponiendo en el Congreso su equiparación con el mono y anunciando para el verano la elección caprichosa del sexo. ¿Han atacado la vida? Sí, promocionando el aborto y legalizando la clonación y eliminación de embriones humanos. ¿Han atacado a la familia? Sí, modificando el Código Civil para fomentar el divorcio e inventar el matrimonio homosexual, mientras intentaban borrar “padre” y “madre” del Libro de Familia. ¿Han atacado la libertad? Sí, expulsando la enseñanza religiosa de la escuela pública y acosando a la privada. En definitiva, España ha pasado a la vanguardia de la guerra contra la cultura de la vida.¿Qué debe pasar en España? Lo mismo que viene sucediendo en EEUU desde mediados del siglo XX: hay que saber que hay una guerra, hay que desear acudir y hay que desear ganar. Hay que estimular el avivamiento espiritual, personal y comunitario, como sucede en los “awakenings” estadounidenses. Hay que recordar que fue la cobardía episcopal la última responsable de la crisis de la Iglesia estadounidense en 2002. Hay que rechazar, por tanto, la tibieza y ambigüedad de los obispos catalanes con su nuevo Estatuto, y seguir a los andaluces, que tan valientemente se han enfrentado al suyo. Hay que luchar por la vida en cada caso de eutanasia, como se hizo en Florida con Terry Schiavo. Hay que estimular la asociación de políticos por la cultura de la vida, al estilo de la Christian Coalition norteamericana. Hay que organizar cada año una alegre Marcha Por la Vida en Madrid, como sucede en Washington, con objetivos alcanzables y progresivos. Hay que tomar la delantera en las propuestas intelectuales, según el ejemplo de los “think tank” estadounidenses. Hay, en fin, mucho más por hacer.¿Qué está pasando ya en España? Los cristianos se alistan. Se fundan medios de comunicación, asociaciones y grupos de pensamiento contraculturalmente cristianos. Se sale a la calle. Algunos obispos y sacerdotes muestran su coraje. Unos se apean, y a otros habrá que apearles. Pero no estamos solos. Tiempo atrás, un inválido vestido de blanco nos llamó desde la vanguardia: “¡No tengáis miedo! ¡Levantaos! ¡Vamos!”. El próximo julio, su sucesor acude a España para enfrentarse a los lobos y renovar la llamada. ¿Nos levantaremos e iremos de una vez? Publicado en American Review por Guillermo Elizalde Monroset,
30-05-2006 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres