Blogia
Políticamente... conservador

El diario abertzale Gara se interesa por el movimiento neocon: "A la derecha"

Hasta la pasada semana, el nombre de Richard Viguerie no me decía nada. De haberlo visto escrito descontextualizado, hubiera pensado en un francófono, en un ciclista perseguido por la sospecha, en un chef restaurador con crespón Michelin, o en un alcalde del Pirineo vendiendo la piel de un oso esloveno. Pero no, el nombre apareció en un artículo que no he visto reproducido después, a pesar de que es como para poner la piel de gallina griposa. Al parecer, si damos crédito a las informaciones periodísticas ­lo cual es cada vez más arriesgado en los tiempos de servilismos que corren­, el tal Richard Viguerie es un activista de la derecha cristiana bastante conocido en los Estados Unidos, tanto que le llaman la Voz de la América Conservadora. Entre otras cosas, el mundo le debe al tipo éste el maravilloso invento de la propaganda electoral por correo, sistema que inauguró allá por los años sesenta y que se ha difundido como la peste. Parece que este señor estuvo en la salsa que propició las coaliciones electorales que auparon a Ronald Reagan a la presidencia del país en los ochenta. Tal debe de ser su importancia, que se le atribuye gran parte de la derrota de Bush padre en las elecciones del 92 y gran parte de la victoria de Bush hijo en el regreso del partido Republicano al templo de la Casa Blanca. Ahora este espíritu santo del conservadurismo se siente herido en sus convicciones, casi, o sin casi, traicionado. Tanto como para acusar a su presidente de «hablar como un conservador con el fin de obtener nuestros votos» pero «sin gobernar jamás como un conservador». Detrás de su indignación se esconde la posible legalización de miles de sin papeles, hispanos la mayoría. Muy cristiano indignarse por eso.

Richard Viguerie no forma parte de esos neocons tan de moda en la derecha americana en estos últimos años, pero su influencia en la derecha americana parece incontestable.Y desde su posición este ideólogo de probado peso acaba de premiar a George W. Bush con un hermoso corte de mangas. Desde las páginas del “Washington Post”, a seis meses de las elecciones parlamentarias, este señor ha llamado a los grupos conservadores no sólo a dejar de financiar al partido Republicano, sino a «reorganizar la ira en la construcción de una tercera fuerza política», a la derecha de la derecha, se entiende. ¿Pero qué puede estar más a la derecha? -

 Iñaki Lekuona

Gara, 30 de mayo de 2006
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres