Blogia
Políticamente... conservador

"América debe ser una fuerza del Bien en el mundo". Bush y Rice afirman en la Iglesia de los Bautistas del Sur que EEUU es el "pueblo elegido"

"América debe ser una fuerza del Bien en el mundo". Bush y Rice afirman en la Iglesia de los Bautistas del Sur que EEUU es el "pueblo elegido"

Más de 18.000 personas acudieron al último encuentro organizado en Estados Unidos por la Iglesia de los Bautistas del Sur, grupo ultraconservador católico (N del W: no es correcto. Se trata de una confesión protestante). Entre ellas estaba la Secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, y el presidente, George W. Bush (este último a través de videoconferencia). En esta convención, Bush y Rice explicaron que Estados Unidos "gobierna en aras de propagar la justicia divina con vistas al advenimiento del Fin de los Tiempos".

La reciente Convención Anual de los Bautistas del Sur contó con la presencia del presidente de Estados Unidos y la secretaria de Estado. Bush y Rice explicaron a más de 18.000 mensajeros de Dios —es así como se hacen llamar los miembros de esta congregación religiosa— que la misión de Estados Unidos en el plano militar y diplomático era adelantar el advenimiento del Apocalipsis, anunciado en la Biblia, cumpliendo así con la justicia divina, al atacar a regímenes y naciones opuestas a los designios de Dios en la tierra.

“El presidente Bush y yo misma compartimos la convicción que tienen ustedes de que América puede y debe ser una fuerza del Bien en el mundo. El presidente y yo creemos que Estados Unidos tiene que mantener su compromiso como líder de acontecimientos fuera de nuestras fronteras”, explicó Rice en su discurso.

Mensaje de Bush
Poco después de su inauguración, la Convención fue interrumpida por la sorpresa de un mensaje no programado de Bush que se dirigió en vídeo a los particulares desde Bagdad. El presidente de EEUU recordó a los mensajeros de Dios su proyecto de modificar la Constitución para impedir que la Justicia legalice los matrimonios entre homosexuales.

Bush también enumeró un conjunto de decisiones presidencial inspiradas en su fe: "limitaciones al derecho de aborto, eliminación de subvenciones a las asociaciones favorables al aborto, campañas a favor de la abstinencia sexual entre los jóvenes solteros, prohibición de investigaciones científicas sobre las células madres y, por supuesto, privatización masiva de los servicios sociales y de salud a favor de las organizaciones religiosas".

El suceso más importante
Y es que la Convención Anual de la Iglesia de los Bautistas del Sur es uno de los acontecimientos más importantes de la vida política y social de Estados Unidos, ya que esta institución religiosa representa la principal reserva electoral del presidente Bush. Por consiguiente, los discursos pronunciados allí no deben ser vistos como simples anécdotas, ya que esta congregación representa la manera de pensar de una mayoría relativa y su teología rige el Partido Republicano, así como sirve de fundamento popular a la guerra que se desarrolla en Irak.

Los Bautistas del Sur consideran La Biblia como un calendario que describe los tiempos futuros y defienden las teorías más sensacionalistas del Armagadeón y del Fin de los Tiempos. Se oponen resueltamente a toda forma de ecumenismo.

La evangelización
Asimismo, la Iglesia de los Bautistas del Sur tiene una significativa influencia en el Ejército de los Estados Unidos. Las fuerzas armadas, que tenían la reputación de componerse de borrachos y violadores —tras la guerra de Vietnam—, fueron objeto del trabajo de pastores de diversas denominaciones evangélicas que, en 50 años, elevaron su grado de moralidad e instauraron incluso cierto puritanismo.

Dirigido por una congregación secreta en el seno del Pentágono, este trabajo privilegió la influencia de las diferentes denominaciones evangélicas, en particular la de los Bautistas del Sur, en detrimento de los sacerdotes católicos, que perdieron el tradicional control de las capellanías militares.

El Ejército de Dios
Así poco a poco, las fuerzas armadas estadounidenses se reafirmaron como el Ejército de Dios. El pentágono incorporó así misioneros evangélicos a sus tropas en Irak y el subsecretario de Defensa encargado de la inteligencia, confirió a la conversión de iraquíes el rango de objetivo estratégico.

Elplural.com, 16 de agosto de 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres