Blogia
Políticamente... conservador

Hispanos en USA: la bomba ya está aquí

Artículo en el que el autor se plantea las consecuencias políticas y electorales que va a tener el crecimiento de la población hispana en EEUU. La población hispana ha comenzado a ser tenida en cuenta por los políticos americanos.  

Mucho se ha escrito acerca de la cuestión de la inmigración en Estados Unidos, de la bondad de una amnistía general, de la posibilidad de blindar la frontera con México o de las dificultades para integrar a la población hispana por su magnitud y el mantenimiento de sus vínculos con sus países de origen gracias a la cercanía geográfica y a las mejoras en lo que a comunicación se refiere. Vamos a intentar aportar al debate un elemento, el demográfico, que creemos que es esencial para comprender la dimensión de la cuestión. Según los datos de 2003, los hispanos ya constituyen el 14% de la población norteamericana, superando de este modo a la minoría negra, estancada alrededor del 12%.

Esto significa que ya son la minoría más grande, superando a los negros, y a mucha distancia de los asiáticos (4%) y de los indios nativos (1%).

El escenario se modifica si consideramos no ya el peso de cada grupo sobre el total de la población, sino el porcentaje sobre los nacimientos en el mismo año. Aquí el avance hispano es grande: el 14% de la población genera el 22% de los nacimientos en el país. Esto significa que, de mantenerse esta tendencia, a medio plazo los hispanos se acercarían a una cuarta parte del país, y eso sin contar con movimientos migratorios.

Si nos fijamos en el detalle veremos que los mexicanos son quienes se llevan el mayor mérito pues ya un 16% de los nacidos en Estados Unidos tienen este origen. El avance hispano se realiza principalmente a costa de la población blanca que, aunque supone un 67% de la población norteamericana, sólo genera el 56% de los nacimientos.  

Si comparamos la evolución del número de nacimientos en Estados Unidos entre 1990 y 2003 los resultados so significativos. Mientras que la cifra de nacimientos absolutos se mantiene estable en torno a los 4 millones, su composición varía sustancialmente. El nacimiento de blancos desciende un 12% y el de negros un 13% mientras que los grupos que aumentan son los indios en un 10%, los asiáticos en un 56% y los hispanos, que con casi un millón de nacimientos experimentan un crecimiento en algo más de una década del 53%. Una vez más el grupo más dinámico dentro de los hispanos son los mexicanos, con un crecimiento del 70%. Esto se debe, evidentemente, a una mayor tasa de fecundidad, que entre los hispanos se sitúa en 2,8 hijos por mujer. 

En definitiva, no son necesarios unos conocimientos exhaustivos de demografía para comprender que la presencia hispana en Estados Unidos va a consolidarse y aumentar en un futuro no tan lejano. De ahí su creciente importancia en la configuración de la política norteamericana y en consecuencia lo delicado del asunto. El apoyo de los hispanos será un factor decisivo en el futuro y cualquier paso en falso puede alejarlo de las filas republicanas; harán bien pues los estrategas del GOP en atender a esta cuestión con especial cuidado y tino. 

Jorge Soley Climent, 28-06-2006

American Review 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres