Blogia

Políticamente... conservador

"Una víctima del terrorismo es una persona 'incómoda' para una sociedad cobarde"

"Una víctima del terrorismo es una persona 'incómoda' para una sociedad cobarde"

Por Luis Balcarce, 31 de marzo de 2011

Fernando José Vaquero Oroquieta es licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra y Criminólogo por la Universidad del País Vasco. Trabaja como funcionario en la Administración y se ha dedicado a estudiar el terrorismo no desde la mente de los asesinos sino de las víctimas, el dorso del terrorismo.

Un ejemplo de esta mirada denominada ‘victimología' es la obra del cineasta Iñaki Arteta, quien en sus películas 'Trece entre mil' y 'Sin libertad' centra su observación primero y ante todo en las víctimas.

'La ruta del odio' (Editorial Sepha) es el libro que 'el autor presenta en Periodista Digital donde formula 100 preguntas sobre la lacra terrorista que responde con claridad y sencillez, desde la lógica del sentido común y la información contrastada.

 

http://www.periodistadigital.com/politica/justicia/2011/03/31/vaquero-oroquieta-ruta-del-odio-sepha-terrorismo.shtml

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

TOLERANCIA CERO ANTE CUALQUIER PARTIDO QUE COBIJE A TERRORISTAS

TOLERANCIA CERO ANTE CUALQUIER PARTIDO QUE COBIJE A TERRORISTAS

ha reclamado JOSE MARCO JALLE, Vicesecretario nacional de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en la presentación del libro “La Ruta del Odio” en Zaragoza.

 

Conforme lo previsto, hoy -30 de marzo de 2011- ha tenido lugar la presentación pública en Zaragoza del libro La ruta del Odio. 100 respuestas claves sobre el terrorismo, de Fernando José Vaquero Oroquieta.

 

D. José Marco Jalle, Vicepresidente nacional de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, denunció la negociación que el Gobierno de España mantiene con el entorno terrorista de ETA, calificándola de inmoral y cortoplacista. Por ello, la manifestación convocada por AVT en Madrid, para el próximo 9 de abril, es más necesaria que nunca: para que las víctimas y los españoles de bien permanezcan vigilantes frente el escandaloso comportamiento del ejecutivo.

 

Ante una democracia devaluada, que ignora la separación de poderes, afirmó, nos queda la calle y el ejercicio exigente de la ciudadanía. Denunció, igualmente, las resistencias del Gobierno en el esclarecimiento del caso Faisán, el “síndrome político de Estocolmo” demostrado con las “Actas de ETA” y el comportamiento de algunos políticos socialistas empeñados en que la Izquierda Abertzale esté presente en las próximas elecciones a cualquier precio. En consecuencia exigió “tolerancia cero ante cualquier partido que cobije a los terroristas”.

 

Presentó el acto D. Gonzalo Sichar, editor, quien expuso las líneas rectoras de su editorial: defensa de los derechos humanos, denuncia de los totalitarismos, expresión del pensamiento libre. Por ello, hace propia la frase de Oscar Wilde, quien afirmó que “únicamente podemos ser imparciales con las cosas que no nos afectan”. Es el caso del libro hoy presentado: un alegato por la libertad, la responsabilidad y la defensa de los más débiles desde una concepción católica del hombre y del bien común.

 

D. Francisco Mata Rivas, Abogado y Académico de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación reconoció que el terrorismo “a todos nos asusta, a todos nos afecta y nos plantea preguntas incómodas”. Por ello, este libro ofrece respuestas sin complejos.

 

D. Fernando José Vaquero Oroquieta, pretende con su texto: la defensa del ser humano frente a las  ideologías totalitarias; contribuir a desmontar los mecanismos totalitarios que persiguen el terror y la inhibición de la ciudadanía; desmentir la antihistórica pero “políticamente correcta” afirmación de que las religiones derivan en terrorismo, uno de los tópicos menos científicos y más tramposos del debate actual. Sobre cuestiones de actualidad defendió una “cuarenta democrática” ante SORTU y cualquier otra expresión en la que la izquierda abertzale quiera visibilizarse. Denunció, por último, a una clase política que trata de instrumentalizar a las víctimas del terrorismo y a la mismísima búsqueda de la paz en aras de intereses crematísticos y personales, despreciando a la ciudadanía y desnaturalizando la democracia. “Es necesaria una regeneración democrática que desacralice la política y la ponga al servicio del bien común”, concluyó.

 

Zaragoza, 30 de marzo de 2011

 

http://www.aragonliberal.es/noticias/noticia.asp?notid=47978&menu=6

http://www.alertadigital.com/2011/03/31/vaquero-oroquieta-durante-la-presentacion-de-su-ultimo-libro-es-necesario-regenerar-la-democracia/

Por qué La Ruta del Odio. 100 respuestas claves sobre el terrorismo

Por qué La Ruta del Odio. 100 respuestas claves sobre el terrorismo

Cada año, el mercado editorial propone al lector español una media de 20 títulos relacionados con el fenómeno lacerante del terrorismo. Desde novelas trepidantes, pasando por amenos reportajes periodísticos, hasta sesudos ensayos especializados de intelectuales de prestigio.

Entonces, ¿qué puede aportar un nuevo título, elaborado en esta ocasión por un escritor desconocido?

Analizando esa marea, importante sin duda, de textos, pueden observarse algunas características comunes:

  1. Participan del discurso “políticamente correcto”; especialmente cuando afirman que el terrorismo está indisolublemente asociado a las religiones. E ignoran, generalmente, las auténticas matrices ideológicas que lo nutren y las complicidades subsiguientes.
  2. Se hace abstracción del protagonista absoluto de esta lacra, bien como víctima, bien como agresor: la persona y sus exigencias de verdad, belleza y sentido.
  3. Tienden a desvincular al terrorismo de la realidad social, individual y colectiva del mundo de hoy; cómo si fuera obra, exclusivamente, de seres tarados, psicópatas, peligrosos frikis de los extremismos de todos los signos. Eludiendo, así, el cómo personas que afirman luchar en nombre de una utopía, persiguiendo supuestamente que la bondad del ser humano prevalezca finalmente, cometen los crímenes más execrables, en contundente contradicción con lo que presuntamente les mueve.

La Ruta del Odio. 100 respuestas claves sobre el terrorismo pretende, modestamente, proporcionar desde la experiencia personal del autor (navarro comprometido con el movimiento cívico constitucionalista, funcionario de prisiones), y desde la reflexión teórica, una perspectiva global de esta patología social, abordando sin recato alguno esas carencias.

Y lo hace alimentado por la antropología católica y los más relevantes documentos elaborados por la Iglesia local: la Instrucción de la Conferencia Episcopal Española Valoración moral del terrorismo en España, de sus causas y de sus consecuencias, de 22 de noviembre de 2002; el libro Terrorismo y nacionalismo, de 2005, un estudio sistemático de la citada Instrucción efectuado por diez hombres y mujeres, intelectuales católicos de primera fila; y la Instrucción Pastoral, de 23 de noviembre de 2006, Orientaciones morales ante la situación de España.

Por todo ello, se insiste en este texto, especialmente, en que religión y terrorismo son incompatibles, proporcionando argumentos teóricos, y un notable anecdotario, que acreditan que esa asociación es totalmente incierta; no en vano, esas supuestas expresiones de terrorismo religioso se derivan del carisma de personalidades enfermizas situadas en la periferia de algunas confesiones religiosas que las han desautorizado y que, en última instancia, no son sino coartada pseudoideológica de sus desvaríos. Por el contrario, analiza su relación con los totalitarismos (también presente, paradójicamente, en un Occidente tan liberal, tolerante y progresista) y los tan incisivos y diversos  nihilismos.

En este contexto, también se nutre, especialmente, del texto de Luigi Giussani El sentido religioso, pues mejor que ningún otro puede explicarnos cómo las exigencias del corazón pueden ignorarse, violentarse o sublimarse, en aras de proyectos ideológicos y vitales contrarios a la naturaleza del ser humano. Como también explica que no pocos terroristas hayan recorrido el camino contrario, reconociendo sus errores merced, fundamentalmente, a encuentros personales rehumanizadores.

Y, para enganchar esta triste realidad con la vida de nuestro mundo, debía responderse a cuestiones tan acuciantes como la salud moral de individuos, sociedad y clase política; la globalización; la guerra ABQ y nuclear; el reto del islamismo radical; la crisis de la identidad occidental; la propuesta cristiana. Todo ello mediante la fórmula, de singular fortuna en España, de un catecismo muy particular que engarza con esa particular tradición.

El lector podrá confirmar si este libro, todavía calentito, responde a tan ambiciosas expectativas. En cualquier caso, el resultado de este libro habría sido muy diferente de no haberse gestado en el seno maternal de la Iglesia y en la compañía muy concreta de sus amigos cristianos.

 

 

La Ruta del Odio. 100 respuestas claves sobre el terrorismo.

Autor: Fernando José Vaquero Oroquieta
ISBN: 978-84-96764-90-3
Páginas: 429

22 euros.

http://www.editorialsepha.com/

 

http://www.paginasdigital.es/v_portal/informacion/informacionver.asp?cod=2239&te=&idage=&vap=0&codrel=1142

La ruta del odio

La ruta del odio

La existencia del terrorismo suscita muchas preguntas en la sociedad actual. Este libro responde a las 100 incógnitas más importantes, pretendiendo responder con sencillez y claridad; desde la lógica, el sentido común y las informaciones contrastadas. Y todo ello, con los ojos, la cabeza y el corazón puestos en la situación española en su encrucijada actual.

Una de las conclusiones del libro, a la que pronto llegará el lector, es la siguiente: el terrorismo moderno nace en el siglo XIX alimentado por el nihilismo/anarquismo, el nacionalismo extremo y el marxismo revolucionario. Ya en el siglo XX alcanzará categoría de «ciencia» de la mano del marxismo-leninismo. Por último, y gracias a la globalización, su alcance se ha hecho universal; circunstancia que augura que la imagen de Osama Bin Laden y la amenaza del yihadismo, junto a otras expresiones terroristas, sin duda, nos acompañarán durante muchos años.

 

La Ruta del Odio. 100 respuestas claves sobre el terrorismo.

Autor: Fernando José Vaquero Oroquieta
ISBN: 978-84-96764-90-3
Páginas: 429

http://www.editorialsepha.com/

“Feminismos y derecha social”.

“Feminismos y derecha social”.

 

El pasado 21 de mayo de 2008 se celebró, en la Fundación Leyre de Pamplona, una nueva sesión de los “Talleres de realidad”. Dirigida por la Técnica de Igualdad Carmen González, se analizó el aparente choque entre feminismos y derecha social.

Al igual que en otras ocasiones, presentamos las siguientes conclusiones:

 

1)      El feminismo es plural, no singular. Casi tantos matices como mujeres.

2)      Contexto teórico inicial. Tres han sido las formas de relación entre los sexos: “Unidad e igualdad” (Platón, Renacimiento, Ilustración, Movimientos de emancipación); “Polaridad”, pero entendiendo a la mujer inferior al hombre (Aristóteles); “Complementariedad”, asimetría, dignos, no desiguales, no intercambiables, diferentes pero de igual valor.

3)      Contexto actual: fin del patriarcado en Occidente. Pero incluso en el patriarcado las mujeres han sido capaces de crear sus propios espacios de libertad.

4)      Feminismos actuales: de la igualdad, de la diferencia, ecofeminismo, cristiano, lesbiano, libertario… Y, en Navarra: el euskofeminismo.

5)      El drama del feminismo materialista mayoritario: ignoran la mediación del amor; no en vano, lo personal determinaría lo público. “Lo personal es lo político”, afirman. En suma “unas feministas que sonríen poco”.

6)      La potente “Teoría de género” es una categoría de análisis que ha desarrollado un feroz rechazo de la institución familiar; de lo que se  deriva la “deconstrucción” social y personal. Un feminismo radical asociado a la “cultura de la muerte”, cuando lo femenino es, por definición, vida, relación, protección de los débiles.

7)      En España tenemos un feminismo de Estado que presupone lo que las mujeres quieren y que se sirve de todos los instrumentos culturales y estatales para el desarrollo de sus políticas; ejemplo, “la discriminación positiva”. Y una política social muy concreta: la sustitución de parte del “trabajo tradicional no remunerado de las mujeres” por los servicios sociales y por los inmigrantes.

8)      Un feminismo positivo: el del tercer mundo. “Partir del si para relacionarse”. Las actividades de creación y recreación de la vida vertebran la convivencia y no pueden definirse como explotación, pues hay mucho de reciprocidad, también con el medio ambiente, y mucho de amor. Hay que diferenciar entre pobreza y miseria y de los procesos de desaparición de lo duradero por lo caduco y perecedero. Así, la tradición no siempre esclaviza, sino que permite mantener la dignidad de las personas a pesar de lo limitado de sus recursos.

9)      Hay feminismos ajenos a la izquierda y la derecha. Hay actuaciones feministas llevadas a cabo por la derecha y hay feminismos  incompatibles y totalmente combativos con la derecha.

10)  La derecha no ha respondido a la batalla cultural y política del feminismo: ni en el plano teórico, ni en el la acción política. No propone la política de cuotas, por ejemplo, pero tampoco la retira.

11)  La derecha social es considerada como doblemente enemiga por la inmensa mayoría del feminismo: por derecha y por machista, al considerar que está en contra del avance social en su reivindicación de la importancia de la familia.

12)  Casi todos los feminismos, también el de la diferencia, han sido devastadores para la familia tradicional. Las familias actuales ya no son patriarcales. Se establecen desde el amor y esa es su medida: el intercambio exige un compromiso que muchos hombres y muchas mujeres no están dispuestas o no saben llevar a cabo. La crisis de la familia tradicional no es mala, lo que es malo son las alternativas impuestas.

13)  Es muy duro el camino que estamos andando para formar la nueva familia del amor, la familia en la que maternidad y sus prácticas sean importantes, valoradas y protegidas. Una familia que es un ámbito de libertad para hombres y mujeres y no una dominación por parte de unos o unas o una eterna lucha de poder. La familia donde se negocia desde la disparidad y la asimetría. ¿Quien defiende ahora a la familia?, ¿a esta familia de la libertad y el amor? Está bien claro quien no la defiende. Por todo ello el feminismo y la derecha social si están relacionados.

14)  Cuidado con las perversiones y trampas del lenguaje: no hay cargas familiares, sino responsabilidades familiares; la paternidad “responsable” (un concepto que nace de la sospecha del hombre) debe relegarse por “paternidad” a secas. Otra propuesta concreta: hablemos de la familia sin el adjetivo de “tradicional”.

 

Pamplona, 22 de mayo de 2008

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

"Respuestas penitenciarias españolas al terrorismo de ETA".

"Respuestas penitenciarias españolas al terrorismo de ETA".

 

El pasado 29 de mayo de 2008 se celebró, en los locales de la Fundación Leyre en Pamplona, una nueva sesión de los "Talleres de realidad". Dirigida por el escritor José Basaburua, se analizó la respuesta estatal española al terrorismo desde la perspectiva de la ejecución penal-penitenciaria.

 

Al igual que en otras ocasiones, presentamos las siguientes conclusiones:

 

1) Como organización nacionalista, revolucionaria, totalitaria, militarizada y centralizada, ETA cuenta con un importante número de militantes encarcelados, cuya realidad organizativa nunca ha descuidado; independientemente de su mayor o menor peso en la toma de decisiones.

2) El ordenamiento penitenciario democrático español se asienta en dos grandes principios: Régimen, o conjunto de actividades encaminadas al orden, la seguridad y la disciplina; Tratamiento, o suma de actividades expresamente dirigidas a la reeducación y reinserción social de los presos y penados.

3) El sistema tratamental español se concreta en los tres grados penitenciarios en que los penados pueden ser clasificados, inicial o sucesivamente. El primer grado se aplica a internos de trayectoria, pena u otras circunstancias reveladoras de una particular y persistente peligrosidad. Así, la mayor parte de los terroristas son clasificados en dicha modalidad.

4) Desde la lógica interna propia de su naturaleza, ETA enjuicia este sistema como “pseudo fascista”, de modo que sus presos no serían meros delincuentes, sino “encarcelados políticos vascos”. Y no sería otra cosa que un ámbito más de la actuación represora de un Estado ilegítimo que no reconocen. El tratamiento penitenciario sería un instrumento más dirigido a la desmoralización de los “gudaris”.

5) Es el “frente de makos” de la dirección de ETA la encargada de esos presos. Sus decisiones se determinan mediante una variedad de la cultura organizativa marxista-leninista del “centralismo democrático”, denominada Batzarre. Así, no se admiten discrepancias a la línea política de la organización; toda decisión personal y colectiva se debate; se toman acuerdos, se hacen llegar a la dirección y ésta acepta o rechaza; los presos de ETA no aceptan los grados penitenciarios: ni los piden ni los recurren. No aceptan los destinos laborales; concebidos como fórmula de “colaboracionismo” con la represión española.

6) No siempre han mantenido los mismos criterios inamovibles. De modo que en su día modificaron su postura en una cuestión muy relevante, para las expectativas personales de sus presos y de sus familiares, al aceptar las redenciones extraordinarias con efectos retroactivos. Su objetivo era acortar las largas condenas, facilitando el adelantamiento de su excarcelación y, de paso, acceder a las peticiones de unos familiares desmoralizados y agotados.

7) La respuesta democrática penitenciaria española al terrorismo arranca en 1977 con la amnistía de octubre; y se configura progresivamente con: la Ley Orgánica 1/1979 de 26 de septiembre, General Penitenciaria (LOGP); la dispersión de 1989; la eliminación de las redenciones de penas por el trabajo por Ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre de reforma del Código Penal; la canalización de los estudios universitarios en prisión por medio de la UNED a partir de 2003; la reforma de 2003 por la que se crea el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, en la Audiencia Nacional, en Madrid, con la misión de unificar los criterios para el control del cumplimiento de las penas impuestas, entre otros, a terroristas; la Sentencia 197/2006 de 28 de febrero del Tribunal Supremo español que formula la “doctrina Parot”.

8) Si ya en 1977 se acreditó, pese a la reciente amnistía, la voluntad criminal de ETA y otras bandas como el GRAPO, ¿por qué se ha tardado tantos años en elaborar una respuesta “global” al desafío terrorista en su proyección carcelaria? Anticiparemos algunas respuestas: la carencia de una estrategia global del Estado frente al fenómeno poliédrico del terrorismo de ETA; ausencia de instrumentos teóricos analíticos; las complicidades de ciertas izquierdas; los complejos de la derecha; el halo romántico de los nacionalismos y la “bula antifranquista”; el empacho garantista de los primeros años de la democracia; las aparentemente relaciones confusas de las diversas familias nacionalistas entre sí.

9) Ha sido la acción de unas pocas personas –víctimas del terrorismo, activistas, políticos, comunicadores-, la que ha impulsado las más relevantes reformas elaboradas frente al terrorismo. Una acción que ha facilitado el cambio de la opinión pública y la subsiguiente rectificación política.

10) Ello evidencia unas improvisaciones, unas rutinas, y unas carencias, que lindan con la apatía o incapacidad políticas de sucesivos responsables del Estado, y que en todo caso merecen un duro juicio moral.

11) Una importante cuestión terminológica. La supuesta distinción –presos comunes/presos políticos- es una manipulación más de un lenguaje pervertido que pretende ganar otra batalla en el ámbito de las ideas y de la propaganda.

 

Pamplona, 30 de mayo de 2008

 

"Homeschooling: el derecho a educar… en casa".

"Homeschooling: el derecho a educar… en casa".

 

El pasado 22 de mayo de 2008 se celebró, en los locales de la Fundación Leyre en Pamplona, una nueva sesión de los "Talleres de realidad". Dirigida el escritor por José Antonio Ullate, y desde sus convicciones sustentadas en esta cuestión en la doctrina de la Divinis Illius Magistri de Pío XI, carta magna de la educación cristiana, analizó el inédito, pero creciente fenómeno de la Homeschooling, o educación en casa.

La temática presentada suscitó un notable interés entre los asistentes, lo que se expresó en numerosas preguntas e intervenciones, siendo especialmente relevantes las emitidas por un matrimonio norteamericano afincado en Navarra que desarrolla un extraordinario proyecto educativo con sus cinco hijos… en su propia casa; desmintiendo, entre otros tópicos, la no socialización de los educandos en esta opción.

Al igual que en otras ocasiones, presentamos las siguientes conclusiones:

 

1)     La Homeschooling nace de la conciencia del derecho a educar que corresponde a los padres. Un fenómeno que evidencia la crisis general del sistema educativo moderno.

2)     Hay que partir de un hecho: los padres hemos renunciado al derecho y deber a la educación de nuestros hijos, cediéndolo en un supuesto derecho del Estado a la educación, no enunciado expresamente, pero aceptado tácticamente; de modo que el mito de la "enseñanza pública" camufla un sistema de adoctrinamiento derivado del organicismo ilustrado.

3)     El Estado no es una persona física, de modo que no puede eclipsar a la persona real. A lo sumo, puede y debe ayudarla. También en la educación. No tiene "derecho" a educar. Tampoco los propios centros escolares.

4)     Hay que concretar qué es la educación: mucho más que la mera transmisión de conocimientos. Mucho más que el tópico reduccionista de la "calidad de la enseñanza".

5)     La Homeschooling es una realidad moderna que engloba diversos métodos y objetivos alternativos a un derecho a la educación reducido a la simple "elección de centro". Católicos, evangélicos, libertarios, diversas escuelas pedagógicas y filosóficas…

6)     La crisis educativa, desde la responsabilidad paterna, únicamente tiene tres alternativas: la implicación en todos los aspectos educativos del colegio (si éste y el sistema lo permiten); la asociación de los padres; asumir directamente la educación.

7)     La sociedad, el Estado, deben estar ordenados al bien común. Pero, hoy día, no existe ni tal conciencia, ni una voluntad colectiva dirigida a tal fin. La educación, particularmente dirigida al bien común por medio de la humanización de los niños, y en todo caso, debe perseguir que los hijos se conviertan en seres humanos desde unas experiencias sanas, unos valores morales objetivos y la eliminación de abusos emocionales y físicos.

8)     La Homeschooling es una alternativa; no la alternativa, a la actual crisis. El estatismo –también el navarro- presenta resistencias y la dificulta, pero no la impide por completo. La Homeschooling es, por tanto, una legítima opción de libertad y compromiso.

 

Pamplona, 23 de mayo de 2008

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

“Implantación y problemáticas del islam en España”.

“Implantación y problemáticas del islam en España”.

El pasado 15 de mayo de 2008 se celebró, en la Fundación Leyre de Pamplona, una nueva sesión de los “Talleres de realidad” dirigida por Fernando Vaquero, escritor y analista.

Al igual que en otras ocasiones, presentamos las siguientes conclusiones:

 

1)       En el islam, religión, sociedad y Estado forman una unidad; de modo que la ley civil es la ley religiosa: la sharia, su desarrollo normativo, fue cerrado en el siglo X. Se caracteriza por una triple desigualdad: entre musulmanes y no musulmanes; entre el hombre y la mujer (divorcio, repudio, herencia, matrimonio con no musulmanes, los hijos a cargo del padre, los hijos seguirán la fe del padre, la cuestión del velo, la no coránica mutilación genital femenina); entre el hombre libre y el esclavo (casi por completo desterrada).

2)       La diferenciación entre los conceptos de gran yihad (ascesis personal y social) y pequeña yihad (guerra de defensa de la Umma) disfruta de particular fortuna entre los occidentales; pero no entre los propios musulmanes. Una nefasta consecuencia del afán de novedad de los occidentales, de sus complejos y mala conciencia.

3)       La mezquita no es una mera iglesia: allí se decide TODA cuestión, del rango que sea, que afecta a la Umma. Por ello, el Estado debe controlar la naturaleza y situación concreta de cada sala de oración musulmana.

4)       Modelos de integración de inmigrantes en  países culturalmente muy distintos: asimilación (aceptación de la ley y costumbres del país que acoge), multiculturalismo (todas las religiones son análogas y equivalentes, mereciendo el mismo trato), meeting pot (Estados Unidos), identidad enriquecida (base cultural potente y otras culturas que pueden mantener su identidad, sin diluir la primera).

5)       En España se viene aplicando de hecho el modelo del multiculturalismo improvisado; tanto con el PP, como con el PSOE.

6)       Elementos constitutivos de Europa que deben conocer y aceptar los musulmanes: democracia, pluralismo, libertad religiosa y de conciencia, separación Iglesia/Estado, respeto de los derechos de la persona, igualdad entre hombres y mujeres, rechazo de la violencia como instrumento político.

7)       El problema de la educación. Debe garantizarse la libertad religiosa de los musulmanes. Pero un gran problema es el del empleo del árabe, imprescindible en su práctica religiosa, que debe limitarse a su aprendizaje litúrgico; al objeto de evitar la creación de guetos.

8)       Cuestiones que ya se están resolviendo: cesión de terrenos y financiación de mezquitas (con las carencias señaladas en el punto 3º), implantación de la normativa de la comidas halal, cementerios musulmanes, ausencias del trabajo por festividades musulmanas (la cuestión del viernes; las 5 oraciones diarias unificadas en 3), efectos civiles del matrimonio islámico (celebrado bajo fórmula religiosa).

9)       El islam español es muy plural; tanto por la procedencia étnica y nacional, como por la diversidad de escuelas y obediencias.

10)    Son 1.130.000, de los que 33.000 son españoles/as conversos/as. Pero apenas un 10% practica su fe y en torno a un 5% está asociado en entidades musulmanas. Su visibilidad social y mediática, no obstante, es muy superior a su presencia real.

11)           La opacidad de muchas comunidades musulmanas dificulta su conocimiento y un efectivo control, de precisarse éste, pudiendo así amparar la creación de focos radicales proclives al terrorismo.

12)          Una propuesta política transversal concreta: la reciprocidad; pudiéndose asociar, por ejemplo, las ayudas al desarrollo en países musulmanes con la aplicación en los mismos de los derechos humanos (entre ellos, la libertad religiosa).

13)          Como base de diálogo con el islam, Occidente debe partir de la laicidad y la ética de los valores comunes; pero siempre que sea consciente de sus raíces, idiosincrasia y derechos. El diálogo y la convivencia únicamente son creativos desde el cultivo de la propia identidad. Los complejos de inferioridad envalentonan a los radicales. También los inmigrantes necesitan de marcos legales y culturales precisos que impidan, por ejemplo, dobles estatutos jurídicos (el civil europeo y la sharia) que favorezcan de hecho guetos en los que se violen determinados derechos humanos y civiles específicos de la tradición europea y de proyección universal.

 

Pamplona, 16 de mayo de 2008

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres